Los vasos de plástico: la versatilidad en los envases


En el día a día, en casa, lo común es usar platos y tazas de cristal y cerámica. No es usual usar vasos de plástico, pero, a grandes rasgos, estos envases destacan por sus ventajas. Cuando tenemos una gran reunión en casa, un cumpleaños o cena de Navidad, por ejemplo, se suelen usar vasos de plástico. Hay otras circunstancias en las que pueden dar mucho de sí. Por ejemplo, en la oficina.

¿Qué aportan los vasos de plástico respecto a los convencionales?

  • Son higiénicos y seguros.
  • Son ligeros.
  • Son económicos.
  • Se pueden almacenar fácilmente y sin miedo de que se rompan.
  • No necesitan lavado lo que implica:
    • Que es posible ahorrar agua, detergente y usa lavavajillas
    • Que no se acumula suciedad. No hay vasos sucios ni tazas con café frío por la oficina.
    • Que se evitan conflictos en el trabajo sobre quién debe fregar.
  • Se pueden llevar de viaje y son perfectos para usar fuera de casa, en caterings, fiestas o actividades al aire libre en las que cargar con un vaso convencional puede ser un estorbo.

El uso de los vasos de plástico puede suponer una ventaja a la hora de proteger el medioambiente. Ya hemos visto que, al no requerir lavado, hay ahorro de agua y electricidad y se evita la contaminación de los detergentes. Con el reciclaje, son una fuente de recuperación energética.

También, antes de reciclar, los vasos de plástico pueden tener muchas vidas. Podemos reutilizarlos dándoles una nueva cara y uso, en Seijas nos encantan las manualidades e ideas de decoración con materiales reciclados, siempre estamos buscando nuevas creaciones que sirvan de inspiración y compartiéndolas en nuestras redes sociales, si quieres estar al día en estas tendencias solo tienes que seguirnos en Facebook o Twitter, ¡Te encantarán!

Comments are closed.